© Alex Palacín.

  

Hace ya meses que me comprometí a contestar una entrevista para TODOBOXER, entrevista que por diversas circunstancias y muy a mi pesar no he podido aun responder. Es por ello que creo justo, como contrapartida y sin perjuicio del compromiso que en su dia adquirí y que cumpliré en un futuro, proceder a publicar mi primer (y único) escrito sobre la Exposición de punto obligatorio de Barcelona’05 en este portal de Internet.

 

 

Resulta obligado, refiriéndonos a ésta exposición, resaltar el excelente ambiente de deportividad y los aplausos que acompañaron cada una de las decisiones a lo largo de toda la jornada, circunstancias ampliamente comentadas por algunos colegas encargados de juzgar otras razas que estuvieron también presentes a borde de ring. Decir otra cosa sería una falsedad. No hubo los abucheos o silbidos (siempre censurables) ni esos silencios incómodos  que han acompañado en ocasiones los juicios de otros puntos obligatorios, y esto es un hecho que cualquiera de los presentes puede atestiguar.

Por tanto quiero agradecer a todos los expositores presentes su exquisito comportamiento y deportividad, así como el haber comprendido y asumido la enorme amplitud del arco subjetivo que puede tomarse como referencia en las decisiones de una exposición de campeonato con 141 perros inscritos (la 1ª raza de la muestra) de excelente nivel medio. También agradezco esa masiva presencia inusual en la cinofilia actual incluso con un punto obligatorio como aliciente y con un índice de no ring por debajo del 15% habitual. Quiero agradecer también a quienes con su promoción del boicot activo a la exposición hicieron posible que se me adjudicasen como juez único las evaluaciones de todos los ejemplares, pues estaba previsto que unas pocas inscripciones más provocasen la división de las clases a juzgar con algún otro colega, por motivos obvios de organización y horarios. Y es que la incompetencia absoluta de algunos se demuestra incluso a la hora de intentar fastidiar al prójimo. Gracias también a ellos, que con su ausencia del ring contribuyeron decisivamente a aumentar la calidad media de los ejemplares expuestos.

Deseo transmitir asimismo mis mejores deseos de futuro para esos cuatro boxerístas de pro (gracias a Dios, estos sí), que realizaron su examen final en Barcelona como aspirantes a nuevos jueces nacionales de raza, que tanta falta nos hacen y tanto bien nos harán.

Y quiero también felicitar a ese grupo de jóvenes criadores que, a pesar de la inexistente tutela y nula voluntad didáctica de nuestro club de raza, han optado por tomar la vía difícil de intentar producir perros ante todo sanos y completos, y que aún así han conseguido reunir y criar un buen número de ejemplares del mejor nivel internacional. Ellos son los que aseguran el futuro de la raza.

 

 

POLÍTICOS Y CATEDRÁTICOS

 

Evidentemente ciertas exposiciones colocan a cada cual en su lugar, dentro del ring y con valentía (lo cortés no quita lo valiente) a algunos, otros desde el exterior como simples espectadores, coincidiendo o disintiendo, discrepando pero siempre con respeto y voluntad didáctica. Y también, por desgracia, esa minoría invisible que halla en el ejercicio desde el anonimato de la injuria y la calumnia su inmejorable hábitat natural, masturbando ante los teclados de los ordenadores los delirios con los que intentan olvidar sus evidentes frustraciones, complejos y carencias, transformados en pura maldad. Allí se esconden por falta de agallas. Pero todos nos conocemos.

 

Sería absurdo hacer girar ni una frase más de mi escrito en torno a estos delincuentes, basura de las webs, a los que ampara una pretendida libertad de expresión de ciertos foros de opinión. Pero la libertad de cada uno no es ilimitada, sí que tiene límites, y éstos terminan justo donde comienza la libertad individual de los demás. La libertad de expresión puede respetarse de la misma manera exigiendo firma y DNI como condición previa a la publicación de ciertos escritos. La opinión se ejerce igual, pero asumiendo responsabilidades, como corresponde a personas adultas que no tienen nada que esconder. Internet es una magnífica herramienta que ha roto el aislamiento y conectado a usuarios de los rincones más lejanos del planeta, es la que ha hecho posible la sociedad global de la información o la que permite cirugías de precisión a distancia... pero en ella también ha hallado cobijo la difusión a gran escala de la pederastia y la pornografía infantil, por ejemplo. Y tan repugnante resulta el que la pone en circulación como el que la difunde.

El boxerismo de las webs, incluso desde las posiciones políticas más ferozmente enfrentadas, puede ejercerse de muchos modos diferentes, y a cada cual corresponde elegir el estilo que le defina como persona.

 

La experiencia acumulada a lo largo de unos cuantos años me ha mostrado el curioso proceder de algunos expositores ante un resultado negativo o mejor dicho, por debajo de las espectativas para alguno de sus ejemplares expuestos en una competición. Rara vez consideran la posibilidad de que el juez sea un incompetente o de que sencillamente no comparta su criterio o se haya equivocado. Resulta siempre mucho más reconfortante para su amor propio idear sus teorías de la conspiración, en las que complots y conexiones a veces absolutamente inverosímiles (o tan estúpidas como las de amistad, parentesco canino o antiguas montas que me unirían a 90 de los 141 boxers presentes en Barcelona) se conjuran para negar a sus boxers, -siempre los mejores del ring con diferencia, por supuesto-, ese Exc.1º, CAC o CACIB que sin duda merecían. Cuando ellos ganan dan por sentado que todo el mundo aplaude por simple ecuanimidad, mientras que la desaprobación general acompaña cada una de las injusticias a que les someten...Y yo me pregunto, ¿son realmente tan obtusos como para cegarse de esta manera?..

Es un tipo de comportamiento que suele ir desapareciendo con el paso de los años, a medida que el expositor gana en experiencia y objetividad.

 Recuerdo la exposición de Granada, punto obligatorio, cuando un expositor novel, vencedor de su clase, abandonaba el ring después de que el mejor de raza en su categoría fuese para el ejemplar del otro color, juzgado por uno de los criadores con mayor prestigio y trayectoria en Europa, bajo el comentario: -"¡ Esto es un mamoneo!...". Impresionante ejercicio de cinofilia, sin duda.

 

Me viene también a la memoria una exposición de Zaragoza, por ejemplo, en la que unos criadores recién llegados a la raza aunque afortunados en resultados increpaban de la peor manera posible, con prepotencia y subidas de tono, al comisario por la lentitud del ring. Pobres cretinos e ignorantes, que no sabían (para qué?) que estaban increpando a D.José Alfonso Quintín (Augustus boxers), uno de los criadores con más amplia y dilatada trayectoria de nuestro país, de cuya cría desciende una parte importante de la más exitosa cabaña nacional actual, autor de artículos cinotécnicos publicados en antiguos boletines que ya quisiéramos releer en los actuales (en lugar de los ajustes de cuentas habituales del presidente), y que ya recorría cientos de km. para cubrir con los mejores sementales del momento mientras ellos aún cambiaban sus pañales. Pobres cretinos e ignorantes, incapaces de aprovechar la más mínima oportunidad de absorver algo de sabiduría y experiencia de quien les supera en todos los sentidos. Para qué iban a informarse con antelación? Para qué preguntar o intercambiar experiencias? Para qué intentar crecer como cinófilos de alguna manera? Si, al fin y al cabo, en su reducida percepción de este mundillo canino, lo único que importa es GANAR!!!...

 

Hace ya algunos años que mi admirada amiga Sonia Lupano (Dei Cavalieri del Monferrato) me concedió el honor de valorar su libro inédito, -y aún en continua evolución-, "I Boxer ed Io...e fu subito il caos" (cinofilia con mayúsculas presentada desde una perspectiva íntima) y ya por aquel entonces me impactaron unos párrafos que en mi opinión retratan de manera magistral la situación actual del boxerismo en algunos ambientes, y cuya traducción paso a reproducir con su consentimiento:

-"...Lo que noto ahora con enorme desagrado en los neófitos apasionados del boxer y de la cría es la total ausencia de la "búsqueda del saber".

Lo saben ya todo, critican todo y a todos y repiten como loros las maldades sobre este o aquel perro que gana sólo porque el criador es amigo del juez o porque le ha pagado las vacaciones o porque le ha regalado cachorros.

Hoy, desgraciadamente, en el borde del ring ya no rie casi nadie, la exposición ha dejado de ser un lugar de encuentro para confrontar el trabajo propio con el de tus colegas, la competición se ha hecho tan dura como para crear enemistades: se respiran solo aires de conspiraciones varias y de ignorancia difusa.

Quizás son la falta de respeto por aquellos "mitos vivientes" que han escrito la historia de la raza y la total ausencia de cultura cinófila las llamadas a ser las reinas, primadonnas de nuestro ambiente.

Ambiente en el cual, excepto en rarísimos casos, el amor por el propio boxer es ahora una utopía, y en el que el boxer está solo considerado como un instrumento a través del cual tratar de buscar la propia afirmación personal.

Todos profesores, todos laureados CUM LAUDE  en la "Universidad del boxer".

Sin embargo en algunos de ellos transpira la pasión verdadera por la raza, no solo la de las chafarderías, pero están tan totalmente trastocados por la estúpida convicción de haber nacido ya con el don de la CIENCIA INFUSA, que no se hallan en grado de escucharla en su justa manera.

Bastaría trabajar con un poco más de humildad, mirando cada uno hacia su casa, respetando las fatigas, los sacrificios y el trabajo de los demás, intercambiándose informaciones y consejos, para caer en la cuenta de que, al fin y al cabo, a todos nos une la misma inmensa pasión por este gran perro..."

 

Y así nos encontramos, con ciertos ignorantes y/o malintencionados ejerciendo de gurús de otros sub-gurús que lo son a su vez de otros pobres aficionados noveles que, de esta manera, yerran de inicio en la filosofía con la que se inician en este mundillo, y a los que en el mejor de los casos tan sólo les supondrá unos cuantos años perdidos inútilmente, antes de abrir los ojos, tomar su propio camino y elegir, bajo la experiencia acumulada, sobre quién puede aportarles algo positivo y quién no.

 

En cualquier caso, debe quedar claro que lo escrito con posterioridad a la exposición de Barcelona y a propósito de mis juicios en ella en un foro de opinión desde alguna firma anónima, no responde en absoluto a ninguno de los supuestos que acabo de exponer. No nos engañemos. Se trata tan sólo de una maniobra política, y sólo política, por la que se pretende proceder al desprestigio de una persona por medio de la calumnia y la difamación anónima, debido al terror que a algunos les inspira la posibilidad de que esa persona decida finalmente entrar de lleno en la vida política (sería mucho más acertado el término muerte política) actual del boxer español y desee presentarse como alternativa (otra más) al BCE. Y me parece normal, dado que todos los … (prefiero ahorrarme los adjetivos) y todos aquellos que revolotean en torno al boxer sin el menor vestigio de amor por la raza ni tan siquiera por sus propios perros, tan sólo bajo otro tipo de diversas y oscuras intenciones, y cuya falta de escrúpulos ejerce importantes y permanentes daños colaterales sobre todo y todos los demás, todos ellos se hallan armados de buenas razones para no desear que personas normales puedan tomar las riendas del boxer español. Por tanto, sería estúpido por mi parte esperar de semejante hatajo de "boxeristas" cualquier signo de juego limpio o lucha de guante blanco. Y pueden estar tranquilos, al menos por ahora. Si decido presentarme algún día, se lo comunicaré con antelación. Pero deben saber que lejos de amedrentarme, consiguen en mi el efecto contrario. Y pienso que tampoco es bueno que, ni siquiera el pequeño delincuente, pueda albergar una sensación de absoluta impunidad, por lo que me reservo el derecho a obrar en consecuencia cuando, como y donde yo considere oportuno.

 

Quiero puntualizar que las siguientes explicaciones sobre mis juicios en Barcelona no van dirigidos a políticos ni a catedráticos del boxer. Tan sólo quiero intentar transmitir una serie de conceptos que puedan despertar la curiosidad o tal vez ciertas dudas razonables a los aficionados noveles que conserven la paciencia de intentar leerlos.

 

Así  pues, y para variar, hablemos de boxers.

 

 

*                  *                 *                *                  *

 

 

Cuando uno juzga una exposición de campeonato tan importante como la del punto obligatorio, resulta fundamental poder hallar entre la concurrencia una selección de ganadores con los que poder identificar plenamente la interpretación que se hace de la raza. En la mayor parte de casos el CAC otorgado en las clases adultas se convertirá con el tiempo en un título de campeonato nacional, de ahí la importancia de encontrar ejemplares sobre el tipo deseado, a los que poder apoyar y defender hasta el final, con el poder de la fuerza de la razón que otorga la plena convicción en los propios actos. Tal y como ya me ocurrió hace 3 años en la exposición internacional de Madrid, con el grupo de ganadores de mejor nivel de los últimos años (siempre desde mi óptica personal), excepción hecha de esta última muestra de Barcelona, donde la calidad de los vencedores ha sido digno de la mejor exposición ATIBOX.

En una raza donde las tendencias de cría y selección confunden en tantas ocasiones la búsqueda de la mejora con una exaltación de la exageración (el hocico lo más ancho posible, la construcción más corta, el perro más grande…) sin  tan siquiera saber el porqué de las cosas, quiero resaltar la excelente armonía y el magnífico equilibrio y tipicidad de todos los ganadores, tanto de Madrid en el 2003 como del pasado octubre en Barcelona. Perros típicos de buenas expresiones, de talla netamente respetuosa con el standard, excelentes en todas sus proporciones y parámetros, con hueso y sustancia adaptados a su sexo y alzada, musculaturas desarrolladas pero secas (la de un atleta y no la de un culturista) y fases dinámicas altamente funcionales. Boxers típicos y armónicos en ese perfecto equilibrio entre potencia y elegancia que corresponde al perro de referencia. Ejemplares modélicos, dignos de poder representar a la raza en las mejores enciclopedias ilustradas.

Y debo aquí hacer un primer inciso para referirme a la cuestión de la talla.

 

 

BOXERS Y COLIBRÍES

 

El bóxer es un perro de talla media, y no lo es como fruto del capricho o del azar, sino como producto de los requerimientos de agilidad y compacidad que el correcto cumplimiento de sus funciones exige. Un perro de guarda y defensa (ante todo, no lo olvidemos), atleta de movimientos rápidos y enérgicos, concebido morfodinámicamente como un galopador de largas distancias sobre terrenos irregulares.

Llegados a este punto, debe recordarse que las desviaciones de la talla no son sólo defectos morfológicos, sino más bien defectos sobre el tipo (es decir, de tipicidad).

Ni puede exigírsele a Pau Gasol el "romper las cinturas" de los futbolistas con rápidos driblings, ni se le hubiese podido exigir a Maradona que "machacase" los tableros de la NBA, cada uno de ellos ha destacado en los deportes mejor adaptados a su alzada, y la existencia de excepciones, -que las hay-, no desvirtúa la norma. De la misma manera tampoco puede exigírsele a un boxer de 67 cm. la agilidad y compacidad funcionalmente ideales de su raza. Ni siquiera la construcción, teniendo en cuenta que el aumento de la talla tiende invariablemente a abrir los ángulos de las articulaciones de las extremidades, consecuencia lógica, por ejemplo, de la adaptabilidad natural para optimizar el esfuerzo destinado al sostenimiento en reposo de una mayor masa corporal, característica fácilmente apreciable en los grandes molosos de guarda y defensa, entre otras. Tampoco es por casualidad que una raza de guarda y defensa tan próxima al bóxer o al dobermann como es el Dogo Alemán no se halle sometida, al contrario que éstas, a pruebas de trabajo tipo RCI o VPG.

Quienes me conocen saben que no soy un juez que, en presencia de una armonía general y de proporciones, penalice con facilidad al ejemplar por encima de la talla. Pero también en este caso deben puntualizarse conceptos. Ya que el respeto a las proporciones, por sí solo, no garantiza en absoluto la misma funcionalidad en un perro muy por encima de la alzada habitual . Y pondré un ejemplo desde mi vieja condición de miembro de la Sociedad Española de Ornitología-Birdlife y el Institut Català d'Ornitologia y anillamiento científico de aves del Museo de Zoología de Barcelona, anterior a mis aficiones cinotécnicas, y donde he tenido la oportunidad de ahondar en mi curiosidad por la anatomía funcional: la Familia de los Colibríes está formada por algo más de 300 especies de pequeñas aves con un tamaño aproximado que varía entre los 5 y los 25 cm., capaces de volar moviendo las alas a un ritmo cercano al centenar de batidas por segundo, cualidad muy útil para mantenerse suspendidos en el aire frente a los cálices de las flores en los que encuentran su alimento. Un hipotético colibrí de 35 cm. (el tamaño aproximado de algunas palomas domésticas) con idénticas proporciones y morfología exacta, será la viva estampa de sus pequeños congéneres en estático pero, en virtud de su talla, no podrá batir las alas a la misma velocidad, ni se alimentará de néctar, ni podrá compartir pues el hábitat ni las costumbres, ni el metabolismo, ni tantas otras cosas características de sus pequeños parientes... Porque un colibrí de 35 cm.es, desde todos los puntos de vista científicos, absolutamente inviable. De hecho, un "colibrí" de 35 cm. no es ni siquiera un colibrí defectuoso, es algo extraordinariamente semejante a un colibrí, pero como tal, ya ha dejado de serlo.

Se trata de una comparación muy burda y grosera, pero sin duda ilustrativa del concepto que intentaba ejemplificar, según el cual talla y proporciones son elementos íntimamente ligados cuyos parámetros no pueden ser modificados y posteriormente compensados unilateralmente, bien al contrario cada uno establece los límites infranqueables del otro, en aras siempre de una relación funcional y sostenible.

En algunas razas del mismo 2º grupo y en un buen número de otros grupos, 1 cm. de más o de menos separa la clasificación de razas distintas que comparten un standard único. Y en otros países, 1 cm. de desviación se considera suficiente para negar las pruebas de selección o Körung. Así pues, la evaluación de la talla, aunque no lo es todo, no parece que deba banalizarse tan alegremente como a menudo sucede.

En el año 2003 la valoración de la alzada fue fundamental para mi decisión en los juicios del CAC machos atigrados de Madrid. El pasado octubre en Barcelona he juzgado pocos ejemplares algo pasados de talla, básicamente hembras, pero que en algunos casos también han visto condicionada en parte su clasificación por este motivo.

 

 

MACHOS DORADOS Y MIRLOS BLANCOS

 

Y un excelente tamaño mediano presentó el CAC de machos dorados Ustitch des Jardins de Passiflore, un macho típico de construcción y movimiento irreprochables, extremadamente armónico y equilibrado, de presentación temperamental, al que tan sólo cabría desear una cabeza de formas más angulosas y cráneo más contenido, pero sus amplias y sobresalientes virtudes hacen que se olviden con facilidad los pequeños defectos. Este ejemplar de exitosa carrera deportiva en su Francia natal fue a mi modo de ver el mejor macho dorado de la muestra, el más completo. La

 

foto : Ustitch des Jardins de Passiflore

 
 
 

foto : Edgar del Cabezo la Jara

 
 

foto : Eolo del Roxius

reserva de CAC fue obtenida también desde la clase abierta por otro macho de excelente curriculum, Edgar del Cabezo la Jara, con una cabeza mejor cincelada y valorada en relación a su predecesor (excepción hecha del mentón y color de ojos) y con una excelente construcción y movimiento enérgico (herencia directa de su madre, la magnífica Abril del Cabezo la Jara), aunque ligeramente menos breve (zona renal) y compacta y con un húmero ligeramente más corto.

La clase trabajo estuvo bien representada por uno de los últimos campeones del año italianos, Eolo del Roxius (1º) así como por uno de los últimos vencedores del Euroboxer como Cesare dei Principi di Piemonte (2º) o un Efebo del Cabezo la Jara (3º), excelente hermano de Edgar, al que un inoportuno problema físico puntual alejó de toda opción en las clasificaciones.

Sobresaliente también la clase intermedia vencida por un Hard del Roxius algo delgado e inmaduro, pero mostrando una construcción y movimiento superiores, con una cabeza de excelentes proporciones. Apenas dos meses después he podido comprobar, durante el transcurso del raduno de Nápoles del Boxer Club de Italia, la excelente evolución, con un estado de forma muy mejorado, de este excelente ejemplar al que auguro un gran porvenir. En 2ª posición, notable por su solidez, potencia y compacidad, el macho unicolor francés Ungaro des Hauts du Bentairou, compartiendo virtudes en gran parte con Ferry de Punta Candor (4º). Me ha dolido no poder valorar mejor, debido a una evidente inmadurez y falta de solidez en su desarrollo, al excelente joven macho francés Uks des Monts des Alizés, ejemplar poseedor de una cabeza de proporciones y expresión superlativas (de las mejores del momento) y de construcción armónica, al que ya premié como mejor joven en la Régionale d'elevage de Provenzadel Boxer Club de Francia, que ya he aconsejado para la reproducción con excelentes resultados y que espero poder utilizar en un futuro, tal y como ya ha expresado su intención de hacer también alguno de los mejores criadores europeos.

 

Debo resaltar también de entre los machos dorados adultos a otros excelentes ejemplares tales como, entre otros, Ebano y Ebolo del Euro, Nelson de la Estribera, Dino de las Arillas o Wagner de Loermo, macho éste último de pigmentación sólida  y magnífica construcción, a mi modo de ver muy válido para la reproducción desde estos aspectos (he notado que es el padre del 1º clasificado en una clase joven Oscar del Pedreñal y de una hembra 2ª en clase intermedia, Ariel del Prisco), hijo de mi Mejor de Raza en la Internacional de Madrid 2003 Baldo del Euro (qué gran pérdida para la cría española) y de la extraordinaria Clio degli Scrovegni. A pesar de que este ejemplar no representa particularmente la herencia de las líneas clásicas del afijo de Ernesto Molins, me gustaría hacer una reflexión a propósito de los boxers criados por el que seguramente puede ser considerado como mejor criador de la raza en la historia de nuestro país. Y viene a cuento de la solicitud de ayuda que recibí durante la pasada primavera de una amiga extranjera, que deseaba encontrar descendientes directos de los mejores perros de Loermo clásicos (Janos, Llackson, Tenor , etc...) sin presencia de ninguna otra de las líneas de sangre predominantes en la Europa actual, con el fin de realizar una monta. Sólo entonces, tras semanas de búsqueda, llegué a tomar conciencia de la dimensión real de la catástrofe que para el boxerismo en general, y en particular para el de nuestro país, supone la práctica extinción de estos auténticos mirlos blancos del bóxer español, que curiosamente se concentran en la actualidad en torno a  varios criadores de la zona de Aragón.

Al final, resulta que toda la presión que se lanzó y se multiplicó desde tantos medios y ámbitos oficiales y/u oficiosos sobre aquellos magníficos ejemplares, acabaron por surtir efecto y, lejos de lamentar la pérdida de una alternativa tan valiosa a las líneas de sangre más extendidas como si se tratase de la extinción de una especie, algunos parecen haber celebrado el paso a la actual monocultura imperante en nuestro país, particularmente delirante, puesto que no se refiere a perros, sino a propietarios!...

 

 

LA DELGADA LÍNEA Y EL SEXO

 

Decía que un hijo de Wagner muy correcto y bien construido, Oscar del Pedreñal, ganó la clase joven de los machos dorados. El temperamental Marc del Benicadell, con una talla bien contenida, resultó el más completo de su heterogénea clase de jóvenes machos atigrados. Mientras que la extremamente típica y armoniosa Fleury de la Estribera (hija de Poseidon di Noi Vincere, un macho que empieza a mostrar interesantes resultados en la reproducción) dominó merecidamente la clasificación de las jóvenes hembras doradas. En esta misma clase al parecer, un aspirante a sub-gurú se ha permitido ironizar por escrito sobre la por lo visto poco satisfactoria clasificación de su perra. No es que dicho ejemplar no posea virtudes y defectos (concretos y numerosos) que no creo necesario mencionar. En esta ocasión, como en tantas otras, parece que los árboles no dejan ver el bosque, y la combinación de ciertos defectos con virtudes que llevadas por encima del extremo dejan de serlo, rebasa los límites de lo aceptable para influir y estropear la apariencia del conjunto. Me explico. Resulta básico para todo buen ejemplar y a los ojos de una persona experta en la raza (sea juez, criador o aficionado) el que, por ejemplo, a la vista de una fotografía sin pistas evidentes o tan sólo de un primer plano de la cabeza, dicha persona deba ser capaz de distinguir y clasificar sin dudas el sexo del ejemplar. A esto se le denomina impronta sexual correcta. Cuando del examen se desprenden ciertas dudas, resulta obvio que la impronta sexual no es muy evidente, mientras que cuando la apariencia general induce claramente al error, nos hallamos ante un caso de inversión de los caracteres sexuales, defecto citado como grave y penalizable en todos los standares de todas las razas.

 

foto : Fit-fiu de Joanxichcan

No caeré en el error de valorar aquí el estadio en que debería clasificarse a susodicho ejemplar, pero teniendo en cuenta que para todo lo expuesto nos estamos refiriendo a un ejemplar presentado en clase joven y aún por finalizar en su desarrollo, sobran más comentarios.

 

Reitero ahora, por tanto, lo escrito anteriormente acerca de la exaltación de la exageración en la cría: el fuerte hueso y sustancia son importantes pero no deben acercarse peligrosamente a la apariencia del Bullmastiff, el bóxer demasiado corto (donde la grupa carece de la longitud mínima o su imperceptible inclinación necesarias para su actuación de resorte en la mecánica del impulso posterior) puede combinar una espectacular estampa estática con una patética fase dinámica, etc..., sobrepasando así la delgada línea que separa la virtud exagerada del defecto.

 

Mejor joven absoluto fue considerada la hembra atigrada Fit-fiu de Joanxichcan, hermana de otros boxers de brillante carrera internacional. Resultan particularmente destacables en esta hembra su cabeza bien proporcionada y expresiva, el hueso y la sustancia, pero sobretodo sus espectaculares perfiles delineados por un tórax profundo insertado en una construcción compacta de riñón breve y potente, con línea superior irreprochable, así como por unas angulaciones exactas, que se expresan temperamentalmente bajo una fase dinámica netamente funcional.

 

 

 

MATERNIDAD Y BOXER COMPLETO

 

Los juicios de las hembras doradas adultas hicieron también converger a un buen número de excelentes ejemplares, con una clase intermedia dominada por Margot, RCAC final, una joven hembra italiana muy equilibrada en todos los sentidos pero sobretodo de bellísima expresión, reciente CAC de nuestra monográfica, y a la que ya tuve el placer de premiar como mejor joven hace aproximadamente un año en el raduno de Venecia del Boxer Club de Italia. Términos parecidos podrían utilizarse para describir las virtudes de la bella y temperamental  Eva de Can Pere, que venía de obtener el CAC en la monográfica francesa y que venció una reñida clase abierta en la que la no menos bella Weka de Loermo (2ª clasificada y hermana de Wagner) nos obsequió con otra de las mejores construcciones y fases dinámicas de la jornada.

 

 

foto : Yuhe dels Segadors

Una clase de trabajo de dos participantes coronó a Yuhe dels Segadors como CAC y RCACIB. Poco puedo añadir a lo que se ha escrito ya de esta magnífica campeona, doble vencedora del BIS en dos ediciones consecutivas de ATIBOX. Pero un estado de forma lejos de su mejor condición y unas fases dinámicas poco afortunadas, así como la inusual calidad de la concurrencia, le han negado toda opción para la obtención del CACIB o la raza en esta ocasión.

Recuerdo una anécdota que Alessandro Tanoni me explicó sobre una exposición juzgada por el gran Tomaso Bosi, uno de los mitos de la historia de nuestra raza (conservo como un tesoro algunos documentos, así como la grabación de nuestra conversación en el ATIBOX de Padenghe'97), en la que algún catedrático de la época le increpó por un juicio en el que la hembra ganadora aún mostraba ciertos signos de una reciente maternidad, a lo que el Dr. Bosi respondió, aleccionando a todos los presentes: -"...este ejemplar merece doblemente su victoria en la clase, en primer lugar por ser la mejor y más completa, y en segundo lugar por haber constatado también su probada funcionalidad como reproductora, algo que sus oponentes aún deben demostrar...". Cuanta razón y sabiduría!, puesto que, evidentemente las exposiciones no son una finalidad por sí mismas y constituyen tan solo un vehículo mediante el que llevar a cabo la selección y mejora de una raza. Resulta por tanto condición primordial e indispensable que los individuos seleccionados en ellas demuestren probada capacidad de transmitir y mejorar las virtudes que se les presuponen por medio de la reproducción, ya que sin descendencia ningún proyecto de esta índole puede arrojar resultados.

Y me he permitido citar esta pequeña lección cinófila para explicar que durante la jornada de Barcelona pude juzgar varios hijos de la 2ª clasificada en clase de trabajo, Ainoa de Xatos de Wanda, una hembra que además de digna reproductora comprobada y excelente en morfología y tipicidad, ha ganado en dos ediciones consecutivas el campeonato de trabajo del BCE, representando dignamente a la raza en la Copa de España de la RSCE. Sinceramente, se me ocurren pocas maneras de definir mejor lo que debe desprenderse del verdadero significado del término boxer completo.

 

foto : Eva de Can Pere

 

foto : Margot

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CRUCES ALTAS Y ANTERIORES BAJOS

 

En referencia a ciertos sujetos examinados en estas clases deseo también hacer notar algunas evidencias planteadas en torno a la corrección del tren anterior y sus interconexiones. Pero no quiero acabar por transformar este escrito en un fallido intento pseudo-científico de tratar con rigor y profundidad tantas y tan complejas cuestiones anatómicas. Por tanto trato de esquematizar solo los planteamientos de causa-efecto, que deben ser analizados a borde de ring y de la manera más objetiva posible, por quien quiera ver en ellos un atisbo de realidad.

No es lo mismo decir perro alto (a pesar de que su altura se mide a la cruz), expresión que habla de su alzada en  términos absolutos, que decir perro de cruz alta (o destacada), expresión que hace referencia a la relación entre la cruz y la horizontal (o entre ella y el resto de la línea superior), es decir, en términos relativos.

Tal y como sentenció el gran Antonio di Morsiani, una cruz larga y destacada respecto al plano dorsal es una virtud irrenunciable para un perro de trabajo. En la cruz, que posee como base anatómica las cinco primeras vértebras dorsales y los bordes escapulares superiores, y más concretamente en las crestas de sus apófisis espinosas vertebrales, se insertan y hallan su punto de tensión el ligamento cervical, diversos músculos dorsales, así como el trapecio y el romboide, músculos elevadores del omoplato. Por tanto, cuanto más altas (o destacadas) sean dichas apófisis espinosas, mayor será la amplitud de contracción de dichos músculos así como la oscilación y eficacia de su articulación, también se optimizará la acción sobre el balancín cefáleo-cervical que gestiona en gran medida el equilibrio y  la mecánica del movimiento, además de hacer más funcional la solidez de la región dorsal y lumbar, factor que incide decisivamente sobre la acción de los esfuerzos propulsivos del tren posterior. Se podrá seguir apelando a la poética estampa de una línea superior ascendente, pero no parece estar de más el conocer los motivos prácticos que la justifican.

Algunos ejemplares resultan bajos de cruz, otros bajos sobre el anterior, bien sea por la insuficiente longitud de alguno de los ejes funcionales de sus miembros (antebrazo, húmero, etc…) y/o por la incorrecta inclinación de éstos. Sus disfunciones se asocian y difieren dependiendo de la causa, así como de la morfología y parámetros de sus cajas torácicas, que pueden agravar su sintomatología.

Debe resultar una referencia importante y objetiva para el exámen visual de un aficionado novel que desee comprobar a borde de ring las curiosas y diversas fases dinámicas que exhiben unos y otros, la observación de las proporciones importantes glosadas por el Standard, con un torax profundo a la altura del codo, que marca la mitad de la altura a la cruz. También resulta fácilmente apreciable una característica común para todas las razas (teckels, samoyedos, etc…) que como el bóxer poseen una angulación escápulo-humeral de 90º con inclinación escapular de 45º respecto a la horizontal: la máxima que asegura que en una visión lateral, el perro correctamente construido y en virtud de dicha morfología, debe mostrar el punto más profundo del torax tapado por la articulación del codo (o la proyección de su línea de aplomo, para razas con un tórax por debajo de ésta, como el teckel). Otras apariencias diversas responderán a una angulación del anterior demasiado abierta o a un húmero demasiado corto que tiende a verticalizarse para no ceder alzada, entre otras.

Decía que dichas disfunciones dan lugar a complicaciones numerosas y diversas dependiendo del grado de asociación que a otros defectos paralelos y/o derivados presenten (una traslación del centro de gravedad producto de una angulación defectuosa de húmero corto suele asociarse a unos metacarpos que en su intento de compensar y reubicar dicho centro resultan demasiado inclinados, por ejemplo) , y cuyas fases dinámicas presentan todo un catálogo de síntomas y confirmaciones de estas construcciones antifuncionales, que van desde los recorridos extraordinariamente limitados , pasando por los codos abiertos y los miembros cruzados, entre muchos otros, pero confluyendo todos en la apariencia de unos boxers hundidos sobre su parte anterior y empujados hacia delante en sus movimientos poco enérgicos, carentes de amplitud de oscilación en el anterior y obligados por tanto a reducir el impulso del posterior. La única salvedad (sólo aparente) de estas fases dinámicas se produce en los denominados movimientos de Hackney (popularizados entre los aficionados por los escritos magistrales de Marlien Heystek), en los que una indisimulada suspensión sobre el anterior con balancín cefáleo-cervical anormalmente elevado intenta prolongar su acción y compensar el desequilibrio con el posterior. El perro no aparece hundido sobre el anterior, pero sigue tratándose de un movimiento poco funcional y extremadamente fatigante, característica irrelevante a la hora de dar dos giros en torno a un ring de belleza, pero sumamente cara de pagar a lo largo de toda una vida.

 

 

Pulsar para ver dibujo tamaño normal

 

  

 

 

 

 

 

PREJUICIOS Y REALIDADES

 

Las clases de los adultos machos atigrados tuvieron a bien el designar como únicos pero muy dignos representantes de sus respectivas clases de trabajo y campeones al italiano  Zago dei Centurioni y al reciente campeón español Boston. Por su parte, la clase intermedia con tres concurrentes de excelente nivel fue para un Umbromoro del Colle dell’Infinito pleno de tipicidad y potencia, al que tan sólo cabe reprochar una ligerísima tendencia a la rigidez en la mecánica del posterior.

Pero debo destacar básicamente la numerosa clase abierta de machos atigrados, una de las mejores que jamás haya juzgado, de magnífico nivel medio y con al menos una decena de ejemplares top entre la concurrencia, dignos acreedores todos ellos de este CAC excepcionalmente disputado.

El ejercicio del juicio competente consiste en una combinación equilibrada de análisis y síntesis, en la que todos los elementos y factores de valoración deben ser examinados minuciosamente hasta en sus más pequeños detalles (análisis), pero que no deben condicionar por sí solos e individualmente la calificación final, sino que ésta debe surgir como resultado de su media ponderada, esto es, de una visión global y de conjunto del nivel cualitativo del ejemplar (síntesis).

En Barcelona he intentado mantener la máxima concentración durante toda la jornada, no por nerviosismo (al contrario, las clasificaciones de ejemplares de calidad resultan siempre más evidentes) sino por sentido de la responsabilidad. Pero debo admitir que en esta clase han influido más que nunca los pequeños matices, los estados de forma, las presentaciones, las actitudes y, porqué no decirlo, la siempre caprichosa fortuna de que el juez mire al perro en el momento preciso o en el más inoportuno.

 

Foto : Enea del Roxius

 
 

foto : Goethe v. Santana

 
 

foto : Freud de Alfeu

 
 

Ego de Joanxichcan,

 

Rindo homenaje por tanto a ejemplares como Conrado de las Gárgolas (expresión y compacidad), Arkan de Villa Nika (enciclopédicas angulaciones naturales), Unfug du Plessis du Paladin (hueso, sustancia y movimiento excepcionales) o U-K du Mas de Loriol (estático monumental), entre otros, boxers de referencia y mucho más merecedores de un título de campeón que de no entrar en el corte de los cuatro clasificados. En su misma situación, pero al que quiero recordar de manera especial, el excelentemente equilibrado y de bellísima expresión Carlino de Teckbox, al que tan solo restaba adquirir un poco más de madurez, y que falleció a causa de un desgraciado accidente durante el viaje de regreso a su Mallorca natal.

 

Debo admitir que apenas dos semanas antes de la exposición, durante el transcurso del Campeonato dell'anno italiano y a la vista del ejemplar, pensé que difícilmente podía escapársele el CAC de Barcelona a un macho de la calidad de Enea del Roxius. Pero en Barcelona traté de entrar en el ring como siempre, libre de prejuicios y otros condicionantes, con la mente abierta y dispuesto a regirme únicamente por las sensaciones del momento. Sensaciones y valoraciones que dependiendo de la ocasión y las circunstancias, -y en esta clase más que nunca resulta acertado decirlo-, podrán variar (o no) para el futuro. Y así sucedió con Enea (3º), un macho espléndido que aúna como pocos tipo, temperamento y clase, que siempre me ha gustado, y al que poco más tarde he premiado con justicia como mejor ejemplar de su sexo en Nápoles, en la jornada siguiente a la de su exitoso test de Selezione. Pero Enea ha heredado de su padre, el también excelente Elvis dei Colli Asolani, una ligera tendencia a la escasa adherencia de los codos, circunstancia que acusa en gran medida las fluctuaciones de su peso y/o estado de forma, y que no presentó en Barcelona la mejor de sus condiciones físicas. Además, la pequeña descompensación que presenta en la angulacíon de sus trenes anterior y posterior se ve sobredimensionada por la fase dinámica de un pabellón interior, donde la adherencia, amortiguación y absorción de la acción de los miembros por el terreno poco tienen que ver con el de un buen manto herboso.

Impecables resultaron la construcción y el movimiento de Goethe v. Santana (4º), un macho alemán de talla media y tipo elegante, pero con hueso y sustancia correctamente adaptados a su alzada, y del que desearía tan solo un cráneo de formas más angulosas y un hocico mejor proyectado sobre sus ejes longitudinales.

En 2ª posición, RCAC Y RCACIB, clasifiqué a otro macho excepcional y al que juzgo como interesantísimo para la reproducción, hablo del portugués Freud de Alfeu. Freud es un ejemplar de bella cabeza típica (tan solo un color de ojos correcto pero mejorable en relación al intensísimo pigmento del manto), presentación temperamental, magnífica construción y con un movimiento inmaculado, el mejor de la clase junto a los de Goethe y Unfug.

Pero ante tan ilustre e internacional competencia, resultó ser un perro local el que finalmente se hizo con el CAC y el CACIB. Se trata del reciente campeón Atibox y de Europa joven Ego de Joanxichcan, que hizo valer el conjunto de sus virtudes, en las que sobresale la armónica fusión de sus excelentes angulaciones naturales sobre una construcción realmente cuadrada, de extrema potencia y compacidad, con una cabeza bien diseñada y exhibiendo el mejor estado de forma posible con magnífica presentación, en la que su propietario y conductor aplicó de manera muy competente una técnica de ligera retención sobre su fase dinámica, prolongando el contacto de los miembros con el terreno durante las décimas de segundo precisas y necesarias para aumentar el empuje y recorrido de su movimiento sin perder velocidad ni capacidad de avance, y mejorándolo lo suficiente como para situarlo casi  a la altura de otros ejemplares que no partieron con el handicap de una construcción breve, en la que no caben espacios donde compensar el error estructural.

 

Hay quien podrá pensar que albergo una auténtica obsesión por el movimiento. Para mi constituye el único modo de valorar sin errores la construcción de una raza realmente funcional.

 

 

 

HANDLERS Y AMBLADURAS

 

Y hablando de handlers competentes, quisiera enumerar tres de las muchas reglas de oro que deben observarse para llevar a cabo una buena presentación de los ejemplares expuestos: - el protagonista debe ser el perro, y no el presentador, que debe tener permanentemente un ojo puesto sobre su boxer y otro sobre el juez; - no puede presentarse a todos los ejemplares del  mismo modo, cada uno reúne unas particularidades que lo individualizan también a la hora de su exhibición; y – el handler debe ser quien observe a su perro bajo el punto de vista más crítico, puesto que resulta primordial conocer perfectamente y de forma objetiva los defectos que deben tratarse de ocultar al juez y las virtudes que deben realzarse en la presentación.

 

Sin duda el del handler es un mundo apasionante que encierra cientos de pequeños trucos y técnicas magistrales que superan también los límites de lo prudentemente abordable en este escrito. Pero sí voy a dar un consejo práctico que puede resultar útil a algunos de los aficionados noveles a los que la eventualidad pueda afectar: la ambladura es un tipo de movimiento en el que se desplazan sincronizadamente los miembros anterior y posterior del mismo lado, en lugar de sincronizar al miembro anterior de un lado con su opuesto posterior (en diagonal), como corresponde al trote correcto. Se trata de un tipo de movimiento muy práctico para algunos perros por resultar poco fatigante en desplazamientos largos, pero desde luego no es útil ni deseable para un ring de belleza. A lo largo de la jornada de Barcelona he juzgado no menos de cinco o seis ejemplares con marcadas tendencias a la ambladura, en los que tan sólo un conductor ha respondido de manera competente y eficaz para corregir la presentación y realzar su fase dinámica. Durante los años (anteriores a mi condición de juez) en los que ejercí desinteresadamente de handler  para ejemplares propiedad de terceras personas, presenté en no pocas ocasiones al menos a tres campeones con marcadas tendencias a la ambladura que jamás llegaron a mostrar esa característica públicamente en el ring. Por lo que voy sin más preámbulos al consejo práctico. Existen dos maneras básicas y sencillas de corregir este movimiento indeseable, la primera, que tiene lugar mientras el perro se halla en movimiento, consiste en cortar el ritmo y la tendencia del perro mediante un tirón vertical de la correa que eleve el tren anterior y haga perder el contacto con el terreno de los cuartos delanteros. El simple cambio de velocidad no es útil y existen perros con una inusitada capacidad para desplazarse a gran velocidad conservando la ambladura como modalidad utilizada. La segunda, que se basa en el mismo principio de la dinámica pero que se refiere al inicio del movimiento con el perro en reposo, consiste en iniciar dicho movimiento con el perro alzado sobre sus cuartos traseros, dejándolo caer sobre los delanteros con el movimiento ya iniciado. Tanto una como otra se basan en los principios de estabilidad, equilibrio y amortiguación de los cuerpos tras el impacto de la caída, y no resulta complicado imaginar lo poco práctico, por no decir el batacazo monumental (expresión más popular) que el ejemplar obtendría intentando caer sobre sus miembros en posición de ambladura. Así que de esta manera lo forzamos a adoptar la posición y sincronización correctas de sus miembros en el trote.

 

Y sobre la eficacia de estos pequeños trucos, ninguna comprobación mejor que su puesta en práctica.

 

 
 

 

 

 

                                                             

 

MIRAS CORTAS Y COLAS LARGAS

 

Los juicios de las clases cachorros dieron lugar a un excelente cuarteto de ganadores concurrentes en las finales, con jóvenes promesas de la calidad de Capone di Noi Vincere (Future), Amish de Dumont (Xipheos), Schumi de Xatos de Wanda (Conrado) o Quijote d’Esglai (Ego), que fue el designado como mejor cachorro absoluto. Este macho atigrado extremadamente armonioso puede resultar poco atractivo para la cultura del boxer que entroniza al  perro grande y chato que se plante mucho, pero desde el punto de vista técnico es un grandísimo y muy prometedor ejemplar, de buena talla, construcción privilegiada y cabeza típica de ojos expresivos y dentadura espectacular.

 

 

Schumi de Xatos de Wanda

 
 

 Quijote d’Esglai

Resulta sorprendente y muy ilustrativo el hecho de que entre estos cuatro mejores cachorros, tres de ellos presentasen cola íntegra y ninguno de ellos estuviese otectomizado.

Durante la reunión de jueces de ATIBOX en Suiza del 2001, tuve la ocurrencia de preguntar a mis colegas alemanes sobre las diferencias a nivel de funcionalidad y movimiento en los boxers de cola íntegra. Supongo que la inoportunidad de plantear tan espinoso tema en un momento particularmente complejo desde el punto de vista político de la asociación (en la víspera de una renovación de cargos donde ya soplaban vientos de ruptura) motivó una respuesta incómoda y del todo insatisfactoria, según la cual no existían diferencias y que ese no era un  tema a tratar.

No mucho tiempo después el destino quiso poner, en una camada nacida en mi propia casa,  a una hembra con ciertos problemas neonatales que me hicieron desistir de caudectomizarla, ante el riesgo añadido que ello suponía para su delicado estado de salud. Pero la cachorrita resultó ser fuerte y excepcionalmente bien construida, y sobrevivió para desmentir las afirmaciones de mis ilustres colegas.

Bastaron las primeras jornadas en que me sentaba yo a observar sus juegos en el jardín con sus hermanos y genitores, para intuir, notar y comprender la extraña habilidad de aquel diminuto milagro de vida para adaptar el uso de su apéndice caudal a cada uno de sus saltos, giros, sus trotes y sus galopes, a cada uno de sus movimientos, y no tan solo en el porte, sino también para el dibujo de su perfil, cambiante como si de una cinta de gimnasia rítmica se tratara... Y como por arte de magia, descubrí que, desde el punto de vista del estudio cinotécnico, un nuevo, desconocido y apasionante mundo abría sus puertas ante mi.

Pocos meses después supe que sus nuevos propietarios le hicieron cortar la cola, y no pude evitar sentir cierta tristeza ante la pobreza de los argumentos pretendidamente estéticos que habían motivado el fin de aquella auténtica expresión de poesía en movimiento.

 

Pero ante tantos y tan intelectuales debates sobre este tema, donde a menudo afloran derroches de sentimientos patrios y donde el interés por el perro brilla por su ausencia, mi contribución consiste en afirmar que el boxer bello lo es con cola y sin ella, y lo único importante es respetar los derechos de igualdad de todos los ejemplares, tanto para garantizar el hecho de ser medidos y valorados bajo el mismo rasero, como para respetar su derecho a la libre circulación por la Europa unida, derecho que incluye también el de su exhibición. Lamentablemente este último punto parece ser responsabilidad y competencia exclusiva de los políticos, sin embargo en nuestras manos está, y sólo en las nuestras, el que nadie pueda sentirse jamás discriminado por razón de su libre elección a caudectomizar o no sus ejemplares.

 

 

 

 

 

COMPARACIONES Y CONSTATACIONES

 

Y llegamos a la magnífica calidad de las clases adultas de hembras atigradas, con una bellísima Vaska de la Demeure Andardaise vencedora de su clase intermedia, algo joven y aún por finalizar en su desarrollo, pero extraordinariamente balanceada en todos los sentidos, con una bella cabeza expresiva, excelente construcción compacta y movimientos funcionales.

 

foto :Cameron Diaz de Joanxichcan

 
 
 

foto :Ratita de las Arillas

 
 
 

La clase abierta reunió en cabeza a dos ejemplares de extenso curriculum y gran calidad como Cameron Díaz de Joanxichcan y Ratita de las Arillas, en un juicio que algunos debieron entender como muy disputado o que quizás no compartieron (muy respetablemente).

Nos encontramos aquí ante dos grandísimos ejemplares, pero mientras que uno de ellos lo es tan sólo en sentido metafórico, el otro debería presentar una talla ciertamente más contenida. Una de ellas con magnífica construcción realmente inscrita en el cuadrado pero de angulaciones exactas y movimiento espectacularmente funcional, con una linea superior increiblemente firme. La otra netamente fuera del cuadrado, con excelentes angulaciones, pero con un riñon menos breve y potente que no termina de optimizar su función transmisora del impulso del posterior en el movimiento, impulso que se diluye en parte sobre las evidentes oscilaciones verticales de la linea superior en su fase dinámica, restándole por tanto eficacia y funcionalidad. Atención también a las proporciones de cruz, pecho y codos. Buen hueso y sustancia sin perder feminidad pero con clara ventaja para una de las dos. Un cuello ligeramente más largo, elegante y funcional en una de ellas. En cuanto a la cabeza, rapport cráneo-facial de proporciones similares en cuanto a los ejes longitudinales, pero con una clara ventaja en cuanto a los transversales, con un cráneo más alto, contenido lateralmente y en sus senos frontales, hocico potentísimo de magnífica dentadura y expresivos ojos negros. Para la comparación de dichas características de la forma más objetiva posible, puede resultar de gran ayuda para los aficionados noveles la observación de las proporciones no tan sólo frontal y lateralmente, sino también desde la vertical superior (lo que en las retransmisiones deportivas recibe el nombre de cámara de perspectiva cenital).

También, en la búsqueda de la más aséptica objetividad, pueden apreciar sin errores las proporciones de la construcción poniendo en práctica un método bien conocido por los aficionados a las bellas artes, para lo que deben situarse alejados en una perpendicular centrada sobre la visión lateral del perro, agachándose y situando su visión, con un ojo cerrado, lo más cercana posible a la mitad de la altura a la cruz. Deben entonces extender totalmente el brazo en la trayectoria recta hacia el perro con un lápiz o bolígrafo sujetado en la mano y al que orientando vertical y horizontalmente y marcando las medidas con el pulgar, transformarán en medidor exacto de las proporciones del perro para su comparación.

 

En cualquier caso y visto lo visto, con la valoración del cuello en un lado de la balanza y todo el resto (y por tanto la valoración global) en la otra, puedo aceptar que bajo otros criterios diversos (y tan respetables o más que los mios) otro juez pueda clasificar esta clase de modo distinto. Pero bajo los razonamientos expuestos, en el juicio solo cabía un sentido único que es el que fue, y de hecho la 2ª clasificada estuvo mucho más cerca de la 3ª que de la 1ª posición.

 

A propósito de la escasa propiedad con que se utilizan los términos de perro cuadrado, corto y/o compacto, en el que valores absolutos y relativos se confunden y mezclan indiscriminadamente, me gustaría aclarar ciertos conceptos, para lo que estableceré brevemente un ejemplo sobre una raza que no es precisamente paradigma del perro corto, como es el teckel. ¿La imposibilidad aquí de una construcción  cuadrada excluye el uso de los otros términos? ¿Existe realmente algún teckel al que podamos calificar de corto o compacto? ¿Cual de los tres ejemplares ilustrados a continuación es el más corto, el más compacto de ellos?...

                                                                                     Debemos obviar la valoración de la longitud del ejemplar en términos absolutos. En este caso el punto clave de referencia viene marcado por la posición de la última costilla, la que nos indica la proyección hacia atrás del tórax, así como la longitud de la zona renal del perro, fieles indicadores de la firmeza y funcionalidad de la estructura en movimiento. Por tanto la cruz destacada y su corrección en las angulaciones, así como el buen desarrollo de su caja torácica y su riñon breve y potente, indican que indudablemente el ejemplar más sólido, el que se mostrará siempre más corto y compacto funcionalmente, será el ejemplar B. Y pese a otras faltas adyacentes, tan sólo la brevedad de dicha proyección torácica y su riñon excesivamente largo ya constituirían indicadores suficientes como para delatar y prever los movimientos desangelados, faltos de firmeza y con líneas superiores oscilantes de los otros dos ejemplares.  

Y estas máximas son aplicables, como en la mayoría de ocasiones, para la mayor parte de razas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JUICIOS Y SENSACIONES

 

Llegamos al fin (y afortunadamente) a la clase de trabajo hembras atigradas, donde hallé a mi ejemplar mejor de raza.

 

Nova Belle v.German Dream es una hembra superlativa en todos los aspectos, femenina y elegante pero a su vez enérgica y temperamental, cuya expresión encierra toda la tipicidad de una raza, de construcción inmaculada, compacta y funcionalmente llevada al extremo. Una boxer dibujada con la precisión del tiralíneas y la estética escultórica del arte clásico. Un ejemplar de referencia que posee ese algo más que los demás.

Sucede en ocasiones que un juicio deja de ser un mero ejercicio de observación y valoración para, en virtud de la abrumadora belleza de esos pocos ejemplares elegidos, transformarse en la percepción de una intensa sensación de admiración, de esas que erizan el vello en la piel.

 Tal y como me ocurrió en la antepenúltima ocasión con una joven hija de Yugo y Brait's Kenia en el agosto de la lejana Siberia, o como en la última oportunidad del pasado noviembre con el reencuentro italiano de una maravillosa Daniela de Jandilla en su mejor condición.

 Son sensaciones que me recuerdan que soy un boxerista y que realmente llevo dentro a esta raza. Y que nada ni nadie va a condicionar JAMÁS mi manera de juzgar.

 

El pasado 9 de octubre en Barcelona, mientras seguía con la mirada a una Nova Belle deslizándose flotando, volando sobre el ring, volví a sentir esa sensación.

 

 

foto : Nova Belle German Dream

                  

                   Artículo realizado por Alex Palacín

                                para TodoBóxer

 

                 

 

 

foto : Nova Belle German Dream